Para muchas personas resulta un dolor de cabeza el solo pensar en realizar una mudanza; resulta un trabajo monumental e inevitable que debemos hacer cuando nos cambiamos de domicilio.

Pero estamos convencidos que, llevando una buena logística y organización, esta labor será mucho más sencilla, sin importar si la mudanza la harás por cuenta propia o solicitarás el servicio de alguna empresa de fletes y mudanzas.

En cualquiera de los dos casos, es recomendable que hagas un plan personal para organizar tus pertenencias y tiempo de acuerdo a tu conveniencia, ya que, ni la empresa que contrates o la gente que te ayudará sabrán mejor lo que necesites. Para ello, te recomendamos lo siguiente:

Deshazte de lo que ya no usas.- Evita llevar a tu nuevo hogar los muebles y cosas que has dejado de utilizar desde hace mucho. Con ello, no solo dejarás de cargar con lo viejo, además agilizarás tu mudanza.

Aparta lo indispensable.- Guarda en una maleta la ropa, calzado y artículos de higiene personal que utilizas todos los días. No la incluyas en el camión de mudanzas, llévala contigo para que tengas a la mano lo que vas a usar la noche o el día siguiente de tu llegada al nuevo domicilio.

Adquirir con anticipación cajas de cartón .- Que no te ganen las prisas y organiza con calma lo que vas a meter en cada caja. Nadie sabe mejor que tú lo que cada una de ellas contenga. Te dará tiempo de marcarlas para una fácil identificación, además de que podrás realizar un inventario de cajas , independientemente del que elabore la empresa que contrates.

¿Por dónde empiezo? Cuando llegue la mudanza a tu nuevo hogar, monta primero los muebles. Aprovecha el servicio que contrataste para que hagan esta labor, y deja hasta el último el vaciado de cajas, el cual podrás hacer con calma en días posteriores.

Por último, piensa en lo esencial para tu sobrevivencia durante los primeros días de estancia en tu nuevo domicilio; sin lugar a dudas la cocina y el baño serán prioridad. Así que, comienza a montar los muebles y enseres básicos en estos dos lugares. Ten por seguro que lo demás puede esperar.